Archivo de la etiqueta: Google

Redes sociales más peculiares: para gatos, perros, borrachos y antisociales

Para gustos, redes sociales. Más allá de Twitter y Facebook, existe una gran variedad de espacios no físicos donde elegir en función de lo que nos gusta o con quién queremos interactuar cuando creamos un perfil.

Para amantes de los animales, del fútbol, para gente que tiene pareja… de todo hay en la Red.

Catmoji, el lugar para los gatos

Catmoji suele ser definido como el Pinterest de los gatos. Los dueños de estos animales pueden crearles un perfil y no solo colgar sus fotos sino también elegir un avatar para su foto de perfil y realizar comentarios como si de una persona se tratase.

Esta red social comenzó su andadura de forma oficial en diciembre de 2013 y ofrece en una única plataforma dos de las tendencias más destacadas en Internet durante estos últimos años: los gatos y las fotos en medios sociales. Catmoji guarda cierta similitud con Pinterest en cuanto a imagen. Eso sí, no entréis buscando otra cosa porque solo encontraréis fotos de gatos.

Una red canina

Doggy Talky es una aplicación social dirigida a los amantes de los perros. Funciona como una comunidad en la que los dueños pueden encontrarse, comunicarse y compartir sus experiencias e inquietudes.

Para ello, la compañía Doonamis desarrolló esta aplicación móvil que permite descubrir perros que estén próximos a la ubicación del usuario. Éste podrá ver la ficha de cada animal (nombre, raza, distancia, intereses y foto) y chatear con su amo. La red social para perros se lanzó el 17 de noviembre de 2012 y, aunque está dirigida a todos los rincones del planeta, su mercado principal es España.

Solo aptos para borrachos

LIVR es la primera red social que va dirigida a gente con unas copas de más y solo se puede acceder demostrando el grado de embriaguez. Para ello, es necesario conectar un alcoholímetro al ‘smartphone’, soplar y, en caso de dar positivo, entrar. En caso contrario, la única solución es seguir bebiendo.

La app funciona para iOS y Android y sus fundadores, Kyle Adison y Avery Platz, describen el acceso mediante el alcoholímetro como un “portero biométrico”.

Una vez que se ha bebido lo suficiente, los usuarios que entren a esta red social encontrarán cinco categorías diferentes y es entonces cuando empezará la diversión y la relación con otros que hayan superado la primera ‘prueba’, la de emborracharse y entrar. Cuidado, en todo caso, desde dónde se accede borracho a la red social.

Amantes del vino

Si os pierde el vino ahora podéis encontraros fácilmente. Vivino es la comunidad más grande del mundo para los que disfrutan de esta bebida.

La aplicación, que es gratis y puede descargarse en ‘smartphones’ con Android o iOS, permite contactar con otros ‘locos’ por este brebaje. Con esta app podemos conocer más detalles del vino que nos han servido con solo hacerle una foto a la botella (calificaciones, notas de cata, etc), además de poder encontrar los mejores vinos cerca de donde uno se encuentra y compartir su gusto con otros usuarios. Si uno está indeciso a la hora de elegir, un usuario de Vivino también le puede ayudar a decantarse por una variedad u otra.

Cuando la cerveza es la que une

Untappd es la red social que te permite compartir opiniones, fotos y descubrir lugares cerca de ti donde sirven cerveza.

Si subes una foto puedes compartir también la ubicación para que otros usuarios o amigos se unan a ti. Además la aplicación te permite encontrar los bares más populares y los diferentes tipos de cerveza que se encuentran en el lugar donde te encuentras.

La red “antisocial”

La gran variedad de redes sociales existentes tienen en común que nos acercan y conectan a amigos, compañeros, conocidos o incluso desconocidos. En contra de esta filosofía ha nacidoCloak, una plataforma que se describe a sí misma como “la red social antisocial”.

Cloak se basa en el motor de localización de Foursquare e Instagram para indicar al usuario dónde están sus contactos y, así, poder esquivarles y evitar un inesperado encuentro. La aplicación de Cloak está disponible para iOS y permite al usuario indicar qué contactos desea no encontrarse para recibir notificaciones cuando se aproximen a él dentro de un cierto radio.

Por el momento, Cloak solo recoge la información de los usuarios de Foursquare e Instagram, pero próximamente la compañía añadirá los datos de ubicación de otras redes sociales.

Alimentando ideas

MyBusyMeal es una red social que tiene como objetivo conectar a emprendedores y profesionales para que compartan y den vida a sus ideas durante una comida.

Se trata de un espacio con carácter profesional, semejante en este sentido a LinkedIn, pero con un procedimiento muy distinto. Para formar parte de esta red social es necesario darse de alta con una cuenta y, posteriormente, gracias al motor de búsqueda del servicio, se podrá seleccionar los perfiles de los profesionales que interesan.

El usuario tiene la opción de geolocalizar a personas, o BusyPeople como lo denominan en la plataforma, cerca de su entorno y así poder concretar un BusyMeal, o encuentro para comer.

Fortaleciendo el amor

Between (Android e iOS) está pensada para que las parejas puedan crear su espacio común en la red y compartir sus momentos. Se trata de una red social privada en la que se pueden subir fotos, crear un calendario compartido para que las parejas apunten fechas especiales, aniversarios o cumpleaños con notificaciones de las citas además de contar con una función de previsiones del tiempo, algo útil según la compañía para las relaciones a distancia.

Esta plataforma ha superado los 5 millones de descargas.

Para conocer gente en aeropuertos

MeetAtTheAirport nos propone un nuevo concepto de citas y de anuncios personales on-line. A muchos quizás se le haya pasado por la cabeza que podría ser divertido conocer a alguien mientras uno espera para coger un vuelo. Y aunque suena más escena de película que a realidad con esta red social esto es posible.

Lo atractivo y lo emocionante de conocer a un extraño es lo que nos pone en bandeja MeetAtTheAirport. Romance, amistad, compañero de viaje, networking… luego lo que surja de ese encuentro ya es otra historia. Solo hay que registrase para conectar con otros usuarios cuando ya esté en el aeropuerto.

Fiebre por el deporte rey

El fútbol es el deporte más conocido en todo el mundo y no es de extrañar que también cuente con una red social específica para sus fans. Footballalbum pretende ser un espacio donde se reúnan amigos para comentar las jugadas de los partidos, un lugar donde al igual que los bares se puedan hacer bromas, leer las últimas noticias sobre tu equipo e incluso echar alguna partida.Se trata de un espacio donde se puede disfrutar del fútbol de muchas maneras y además durante todo el tiempo que uno quiera y en cualquier lugar. La aplicación se puede encontrar en la App Store, aunque desde la plataforma avisan de que pronto estará disponible en Android.

Fuente escrita en: http://www.webitagoras.es Redes sociales más peculiares: para gatos, perros, borrachos y antisociales.
http://www.webitagoras.es

Anuncios

2014 será el año de los wearables

Con la llegada de Android Wear, el mercado de los wearables podrá dar un paso hacia delante importante y se consolidan como the next big thing. Asimismo, la llegada de nuevos partners y la solución de muchos de los problemas de las anteriores generaciones de wearables dejan claro que 2014 será el año de estos productos.

En estos primeros compases del año 2014, el mercado de los wearables ha avanzado considerablemente gracias a la entrada de nuevos fabricantes en ese nicho y, por consiguiente, a la llegada de nuevas ideas para estos productos. De todas ellas, la entrada más reciente es probablemente la más destacable e importante hasta el momento. Hablo, obviamente, de Android Wear, el sistema operativo de Google para wearables que ha sido presentado oficialmente esta semana.

Y es que, hasta ahora, la mayoría de wearables tenían grandes deficiencias: la forma de interactuar con ellos era poco natural, no eran invisibles en nuestro día a día, poca utilidad… todos ellos hacían que los wearables, hasta ahora, estuvieran reservados solo al público más geek, a los early adopters y a usuarios muy específicos, no al público general que es el que realmente interesa a los fabricantes, pues es el que realmente genera el grueso de los beneficios económicos.

Sin embargo, Android Wear soluciona gran parte de esos problemas: incorpora formas de interacción más naturales, basados en la voz y en los gestos, principalmente; ofrecen características útiles en nuestro día a día, como integración con Google Now, recepción de notificaciones y un sin fin más que irán llegando en los próximos meses gracias a los desarrolladores, los fabricantes y Google; y es atractivo visualmente.

Además, los primeros gadgets (de momento solo smartwatches) con Android Wear, parecen tener formatos bastante “invisibles”, de forma que no pareceremos un cyborg llevando uno de estos dispositivos con nosotros –algo que no ocurre con muchos de los wearables actuales–. Esto se complementa, obviamente, con la interacción natural citada anteriormente.

Por si esto fuera poco, Android Wear cuenta con una compañía tan grande como Google detrás, capaz de crear un ecosistema alrededor de Android Wear en cuestión de segundos. De hecho, basta con entrar en la web de Android Wear para ver que ya cuenta con partners de primer nivel como Samsung, LG, ASUS… Y seguro que muchos más están aún por llegar.

Samsung-Gear-Fit-2-01-webitagoras-webitaria

Así pues, con la llegada de Android Wear y de todo lo que llega consigo (partners, ecosistema…), parece claro que este año 2014 será definitivamente el año en el que “explote” el mercado de los wearables, el cual lleva varios años en una incubadora. Asimismo, queda claro que los wearables son the next big thing, tal y como los smartphones han sido durante estos últimos años.

No solo Android Wear va a hacer que 2014 sea el año de los wearables

Aunque va a ser uno de los big players casi con total seguridad, Android Wear no va a ser el único que haga que este año 2014 sea el año de los wearables. Samsung, por ejemplo, ha demostrado con productos como el Gear Fit que cuentan con mucho potencial y mucho que ofrecer en este mercado de los wearables. Un ejemplo claro es el gran número de patentes y conocimientos sobre las pantallas flexibles, que son esenciales en este tipo de productos.

También estamos viendo como los fabricantes están haciendo sus productos más invisibles y atractivos estéticamente. Basta con ver, por ejemplo, el Pebble Steel, una versión mucho más atractiva que la primera generación y que, claramente, pasa mucho más desapercibido en nuestro día a día. Otro ejemplo son los nuevos Gear de Samsung (especialmente el Gear Fit, que recordemos que fue coronado el mejor wearable del MWC 2014).

n estos primeros meses también hemos visto como Sony, LG, Huawei y muchos otros han entrado en este mercado de los wearables, aportando ideas, conceptos y productos que enriquecen claramente este mercado. A lo largo de este año 2014, serán muchos más los que se lancen a este mercado, aportando ideas de su cosecha y empujando esta nueva tendencia hacia el éxito. Tal y como ocurrió hace años con los smartphones y las tablets.

Quizás no sea el año en el que todo el mundo comience a tener un wearable, pero sí será el año en el que todo el mundo comenzará a conocer los wearables. En otras palabras, este será el año en el que los wearables dejarán su incubadora y entrarán en la mayoría de edad.

Fuente escrita en: http://www.webitagoras.es 2014 será el año de los wearables.
http://www.webitagoras.es

La ‘Deep Web’: allí donde no llega Google

Hay quien piensa que Google puede encontrar cualquier cosa que haya en Internet, todo es cuestión de repasar suficientes páginas de resultados. Pero eso no es cierto. Realmente, Google y el resto de motores de búsqueda no hacen más que arañar la superficie de Internet. Todo lo que queda por debajo de la misma es conocido como la Deep Web (la ‘Internet Profunda’).

En realidad, en muchos casos el contenido de la Deep Web no tiene nada de especial: aquí estarían incluidos, por ejemplo, los foros privados y las intranets de instituciones y empresas, que requieren de contraseña para su visualización (y por tanto, para su indexado). Los artículos de publicaciones periódicas ocultos tras muros de pago tampoco son indexables, al igual que, por ejemplo, ciertas páginas dinámicas creadas en el momento a consecuencia de una consulta del usuarios (consultas de las bases de la web del Instituto Nacional de Estadística, por ejemplo). Incluso es posible, al funcionar los motores de búsqueda mediante el seguimiento de enlaces, que una web normal y corriente pero sin ningún enlace entrante se mantenga igualmente lejos del radar de Google, Bing, y compañía.

El concepto (que no el término) de Deep Web se creó en 1994, cuando Mike Bergman publicó un artículo en el Journal of Electronic Publishing hablando de las webs que no estaban registradas por algún motor de búsqueda (en aquellos tiempos, muchos buscadores dependían más de que los webmasters dieran de alta sus webs que de la potencia de sus motores de búsqueda). Sin embargo, en aquel momento Bergman hizo uso del término “Internet Invisible”. Cuatro años más tarde, Bergman escribió otro artículo en el que estimaba que el tamaño de esa Internet Invisible era 45 veces mayor que el de la recogida en las bases de datos de los buscadores (75000 Tb de datos frente a 167 Tb).

Sin embargo, en 2002 debutó una tecnología que cambió el significado de “Deep Web” para siempre, diversificando enormemente su contenido: entraba en escena TOR.

Android Móviles libre, Tablets a partir de 17 EUR

TOR (The Onion Routing) es una tecnología que permite la comunicación anónima y encriptada entre los usuarios de la misma, y es aplicable tanto al e-mail, como a la mensajería instantánea… como a las webs. Cualquiera que tenga instalado el software adecuado podrá acceder a las webs ocultas tras esta tecnología, reconocibles por sus “nombres de dominio” encriptados y con extensión “.onion” (por ejemplo: asd67asdt124byasdfyieep9rbhi34y8.onion). Al abrigo de la muralla de anonimato que proporciona TOR se han desarrollado múltiples comunidades de disidencia política, subcultura hacker… y crimen (desde la pedofilia hasta los mercados negros online de armas, mercenarios, números de tarjeta de crédito, etc. pasando también por la célebre Silk Road, dedicada fundamentalmente a la venta de drogas).

Sin embargo, la reciente aparición de redireccionadores como onion.to, que actúan de proxy para permitir el acceso de usuarios ajenos a la tecnología TOR (incluyendo aquí al propio Google), ha servido en los últimos tiempos para hacer emerger a la superficie la que quizás sea la parte más polémica de la Deep Web.

Fuente escrita en: http://www.webitagoras.es La ‘Deep Web’: allí donde no llega Google.
http://www.webitagoras.es

Clockwork, el #smartwatch de #Google

A proporcionar los detalles del posible hardware del smartwatch de Google es el fundador de Android Police, Artem Russakovskii, una fuente que en el pasado se ha confirmado ser una buena fuente de noticias sobre productos Google.

Según Artem el smartwatch de Google se llamará Clockwork, tendrá una pantalla de 1.65 pulgadas IPS con una densidad de píxeles entre los 240 y 275 ppi, el SoC será un Snapdragon 400 Dual-Core, tendrá 1 GB de RAM, 4 GB de memoria interna, una batería de 400 mAh (la más grande vista en un smartwatch), conexión Bluetooth 4.0, micrófono, acelerómetro, giroscopio y magnetómetro.

El posible hardware de Clockwork, el smartwatch de Google

Aunque se trate de una fuente confiable es siempre una buena idea coger estas noticias como simples rumores dado que las características hardware pueden cambiar en cualquier momento. Claramente cuando se filtren otros detalles sobre el smartwatch de Google será nuestra preocupación señalarlos en la página.

Fuente escrita en: http://www.webitagoras.es Clockwork, el #smartwatch de #Google.
http://www.webitagoras.es

El proyecto de Facebook para conectar el mundo

Era el primer día del Mobile World Congress 2014 y Mark Zuckerberg se dirigía a un auditorio a reventar mientras pronunciaba estas palabras. Pocos días antes su compañía había adquirido Whatsapp por una cantidad desorbitada de dinero, y todo el mundo quería recoger sus comentarios sobre la compra. Pero él tenía muy claro a qué había venido y qué centraba su atención en ese momento, y no era ningún servicio de mensajería.

Zuckerberg eligió el MWC 2014 para difundir e impulsar un proyecto que ya había presentado el pasado agosto: Internet.org, una iniciativa conjunta de Facebook y seis empresas tecnológicas (Samsung, Ericsson, MediaTek, Nokia, Opera, y Qualcomm) para extender el acceso a Internet a 5.000 millones de personas (las dos terceras partes del mundo aún no conectadas), derribando las barreras que existen en los países en desarrollo. Los siete socios de la iniciativa anunciaron entonces que juzgaban demasiado lento el aumento del 9% anual de personas con acceso a Internet, y que su función era compartir conocimiento y movilizar a industria y gobiernos para acelerarlo.

Poco después, publicaban un ‘libro blanco’ (Poniendo el Foco en la Eficiencia) en el que describían las tecnologías necesarias para poder llevar a cabo con éxito el proyecto. Por ejemplo, señalaban que el acceso global a Internet sólo sería económicamente viable cuando las operadoras multiplicaran por 10 su eficiencia a la hora de entregar datos, y si se hacía un esfuerzo por desarrollar apps que consumieran menos batería y ancho de banda.

Para ello, describían algunas de las tecnologías que han permitido a Facebook conseguir hitos como albergar y dar acceso a 250.000 millones de fotos, como “HipHop for PHP” (un traductor de código cuyo desarrollo (realizado por el mismo Facebook) duró dos años: transforma el código PHP a C++, acelerando su ejecución y disminuyendo el consumo de recursos del servidor a la mitad), WebP (formato de archivos de Facebook que permite reducir en un 20% el ancho de banda necesario para su envío) o los pormenores de su app Facebook for Every Phone destinada a los móviles de gama baja de mercados emergentes.

El otro día, en Barcelona, definió con más detalle el proyecto: busca desarrollar una infraestructura para Internet menos costosa como paso necesario para poder llevarla a las comunidades que carecen de ella, y poder dotarlas de un paquete básico de servicios (“mensajería instantánea, información sobre el tiempo, los precios en la comida, la Wikipedia, servicios de búsqueda o redes sociales”) con el propio Facebook como catalizador. Lo que, por otra parte, genera graves dudas sobre dónde queda el principio de neutralidad de la Red en todo esto.

Así mismo, entró a explicar otros 3 proyectos desarrollados en el marco de Internet.org:

1) El valor de la conectividad, informe en el que se destaca que la equiparación de la conectividad del Tercer Mundo a la del Primero generaría un aumento del 25% de su productividad y de 2.200 millones de dólares de su PIB, así como la creación de 140 millones de puestos de trabajo.

2) SocialEDU, una iniciativa conjunta de Nokia, Airtel, edX y el Gobierno de Ruanda para dotar de conectividad y de material educativo de libre acceso a alumnos de este país.

3) Innovation Lab, un laboratorio localizado en el campus de Facebook de Silicon Valley y desarrollado conjuntamente con Ericsson que en palabras del vicepresidente de Ingeniería de Infraestructuras de Facebook, Jay Parikh, permitirá a los desarrolladores “simular el funcionamiento de las redes de todo el mundo, pudiendo así ver cómo sus apps funcionarían en mercados emergentes”.

Fuente escrita en: http://www.webitagoras.es El proyecto de Facebook para conectar el mundo.
http://www.webitagoras.es