nueva clase A de Mercedes

El nuevo Clase A de Mercedes Benz sorprende no sólo por su exterior, sino por su enorme equipamiento tecnológico. Cuenta con múltiples airbags, ABS, controles de tracción y estabilidad Brinda un control de ángulo muerto, detector de cambio de carril, indicador de velocidad límite, ayuda activa para estacionarse, freno con función Hold, ayuda al arranque en pendiente y cámara de marcha atrás, entre muchos otros elementos. Es un auto totalmente nuevo, una verdadera revolución. La firma además sorprende con un hatchback Si alguna vez tuviste la oportunidad de toparte con algún ejemplar de la Clase A


, lo primero que tienes que hacer para leer esta nota es olvidarte de aquella experiencia ya que, por fin, Mercedez- Benz ha concretado la misión de construir un vehículo divertido y juvenil, capaz de destacar en el segmento de los hatchback premium, y que nada tiene que ver con aquel monovolumen que se vendía allá por el año de 1997 y que tras dos generaciones comercializó más de dos millones de unidades. Luego de más de 24 horas de vuelo, varios aviones, aeropuertos y hasta un charter pudimos ponernos frente a la nueva Clase A de Mercedez-Benz: un auténtico hatckback, que representa fielmente las intenciones de la marca alemana por rejuvenecer. Sus líneas y musculatura conservan gran parte de la propuesta que la firma presentó en el salón de Shanghai, e incluso el modelo 250 Sport replica la espectacular parrilla con acabado tipo diamantes. La apuesta es fuerte, va en serio y aunque los ingenieros de la marca que crearon el primer automóvil se tomaron su tiempo parece que por fin le han dado al blanco. Los rines, sistemas de iluminación y hasta los colores son atrevidos y atractivos e incluso será posible elegir pintura en acabado mate. Luego de haber quedado hipnotizados por algunos instantes con su figura nos decidimos a abrir la puerta. En su interior encontramos gratas sorpresas. En principio nos agradó no encontrar maderas ni materiales que nos remitieran a los clásicos autos a los que nos tenían acostumbrados, en su lugar había un entramado que lucía como fibra de carbono, salidas de aire con recubrimientos metálicos tal y como se presentan en el SLS y una enorme pantalla en tablero que nos permite conectarnos con el auto, ver los mapas del GPS y controlar desde los mandos del volante el teléfono y el iPod. Subimos el volumen de la música y echamos un vistazo a la banca trasera, hubiéramos querido invitar a alguna de las bellezas que nos recibieron en la capital de

Eslovenia a acompañarnos hasta la costa de Portoroz, pues los rumores que nos habían sugerido que en ese país las mujeres son muy bellas son ciertos. A bordo de este auto se había despertado nuestro espíritu juvenil, pero había que manejar antes de ver qué tan bueno era el espacio del auto. Pisamos el acelerador con decisión y comenzamos a ver de qué estaba hecho el motor 2.0 litros de cuatro cilindros turbocargado. No tardamos en exprimir los 211 caballos de fuerza, durante algunos kilómetros de cerradas curvas pudimos disfrutar en modo manual la caja de doble embrague de siete cambios que por primera vez la marca monta en su vehículo de entrada que es capaz de sacar lo mejor de las 258 libras-pie de torque que comienzan a empujar desde las 1, 200 revoluciones por minuto. Superando los 240 kilómetros por hora este vehículo se mostró firme y con aplomo, casi tan sorprendente como en las curvas donde pudimos ver que también puede ser ágil y preciso. Es posible regular de entre tres programas de conducción: Economy, Sport y Manual. Por fin arribamos al puerto, ahí la marca alemana nos tenía preparada otra sorpresa: una pista en medio de un pequeño aeropuerto, donde pudimos llevar al límite la experiencia, para exprimir las capacidades del chasis, así como la torsión de una carrocería que nos sorprendió por su dinamismo. Aunque las asistencias electrónicas nos demostraron que si de seguridad se trata éste es un vehículo equipado con lo mejor de lo mejor. Desconectando algunos sistemas también pudimos comprobar que se había hecho un buen trabajo con el equilibrio de pesos y puesta a punto, para concretar un vehículo con pretenciones deportivas.

Ya de vuelta, pudimos observar más a detalle los acabados, las texturas y la calidad de los ensambles y materiales que ofrecerán a un público más entusiasta la posibilidad de tener un vehículo premium. El reto más difícil que enfrentarán los concesionarios de Mercedes-Benz en el mundo será el de convencer a una nueva generación de que ahora sí tienen un vehículo con los argumentos suficientes para hacer de su experiencia de manejo una más entusiasta y divertida, capaz de emocionar a los más exigentes que ven al auto no sólo como un medio de transporte, sino como un auténtico gadget ambulante, que puede llegar a ser, incluso, una extensión de su personalidad, al menos a nosotros nos pareció que el viaje y todas las horas de vuelo valieron la pena para conocer a esta propuesta que definitivamente marcará la historia de la marca. -Con información de Christian Moreno

Anuncios

Un pensamiento en “nueva clase A de Mercedes”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s