Vacuna contra el Cancer de prostata

Tratar de vencer al cáncer mejorando las defensas del propio organismo es una de las estrategias que explora la oncología desde hace años. Esa estrategia se llama inmunoterapia e intenta combatir los tumores como si fueran una infección, aprovechando los mecanismos que dirigen a las defensas naturales para identificar y destruir las células tumorales.

La inmunoterapia o vacunas contra el cáncer ya se utilizan como apoyo a la tradicional quimioterapia. Pero la revista “Nature Medicine” describe el mayor salto que se ha dado en este sentido. Un equipo de investigadores de la Clínica Mayo (EE.UU.) y de la Universidad de Leeds (Reino Unido) han curado el cáncer de próstata en ratones con una vacuna “humana”sin aparentes efectos secundarios. Solo es un experimento con ratones, aunque si se confirman los resultados se podría contar con una fórmula menos agresiva para eliminar tumores sin la toxicidad de la quimio ni la radioterapia. Además del cáncer de próstata, podría ser una opción para tratar el melanoma y otros tumores agresivos como el pulmón y páncreas.

Hasta ahora, las vacunas contra el cáncer utilizadas incorporaban un solo gen para estimular el sistema inmune. Este gen fabricaba una proteína, llamada antígeno, que activaba las defensas del organismo para destruir las células cancerosa. Lo difícil de esta aproximación era desarrollar vacunas que tuvieran éxito porque cada tumor tiene sus proteínas específicas e identificar los antígenos correctos era muy complicado. Por esta razón, algunos grupos de investigación han utilizado varios genes para incrementar las posibilidades de éxito. Aunque siempre se ha temido que la respuesta del sistema inmune fuera demasiado fuerte para manejarla correctamente.

Ensayos en dos años

Los investigadores de la Clínica Mayo y de la Universidad de Leeds han resuelto este problema. Para fabricar la vacuna contra el cáncer de próstata utilizaron una colección de ADN con múltiples fragmentos de genes que podían fabricar numerosos antígenos. Esa “biblioteca” ADN se extrajo de una muestra de próstata humana sana. Después se utilizó un virus, como taxi biológico, para transportar los fragmentos de genes hasta su objetivo final, las células cancerosas. La nueva vacuna se probó en ratones con cáncer de próstata. Fueron necesarias varias inyecciones intravenosas para conseguir la respuesta deseada. El sistema inmune de los animales, reconoció los antígenos expresados y fabricó una respuesta potente para atacar el tumor.

Con esta fórmula, se sortean los inconvenientes de la inmunoterapia: se consigue acorralar al tumor desde diferentes rutas y se evita una reacción excesiva de las defensas del organismo. “Se trata de uno de los mayores progresos que hemos visto en inmunoterapia del cáncer”, asegura Richard Vile, inmunólogo de la Clínica Mayo y uno de los autores del estudio. Vile cree que los primeros ensayos con esta nueva estrategia podrían empezar en menos de dos años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s